El poder de la intuición

escrito por

Sexto sentido, voz interior, presentimiento, corazonada… A esa sensación de incomodidad o de alerta que sutilmente nos avisa que algo no está bien o por el contrario, esa sensación que de pronto aparece muy dentro de ti animándote a que tomes esa decisión aunque parezca una idea descabellada, la conocemos como intuición.

Es la habilidad para comprender o percibir algo de una manera clara e inmediata, sin la intervención de la razón ni de la lógica. Simplemente lo sientes y lo sabes, aún antes de conocer todos los datos para llegar a alguna conclusión.

Nunca subestimes el poder de la intuición femenina. Es su arma secreta.

El poder de la intuición es enorme, tanto que influye en absolutamente todas las decisiones que tomamos a diario. Algunas personas logran darse cuenta de esto, otras tantas actúan solo por instinto sin entender que en realidad están utilizando esta cualidad a su favor.

Como experiencia personal les quiero compartir algo que me sucedió, y me arrepentí muchísimo de no haberle hecho caso a mi intuición:
En cierta ocasión de mi vida acepté un puesto en una agencia de publicidad, estaba emocionada porque estaría realizando un trabajo que me gusta y el sueldo no era malo. Desde el primer día empecé a notar que definitivamente, no era el puesto ni el lugar para mí. Algo dentro de mí me insistía que huyera de ahí, dar las gracias y salir corriendo; pero no hice caso. Mis absurdas creencias limitantes me obligaron a permanecer unos meses en un sitio terrible, soportando montón de tarugadas.

Si bien tenía mi sueldo cada quincena, eso no era suficiente. Nadie merece estar en un trabajo que no te otorgue calidad de vida. Y mi intuición me lo decía, manifestándose a cada momento, como algo inquietante, algo que no me dejaba ser feliz, pero ahí seguía yo sin prestarle atención. Hasta que un día pude decidir gracias a esa voz interior y prioricé mi bienestar sobre un sueldo seguro.

Ese instante de valor, me ayudó a confiar en el poder de la intuición. Algo estaba sumamente mal y yo no quería (ojo: quería) darme cuenta de ello. Ponía mil pretextos para no hacerle caso a mis corazonadas y al final me arrepentí tanto de haber perdido mi valioso tiempo en ese lugar en vez de estar haciendo algo más productivo para mi propia felicidad.

Lo mismo pasa con las personas. Si hay alguien que no te dé “buena espina”, huye lo más pronto posible. No pasa nada con alejarse de alguien tóxico que nos transmite mala vibra.

Pasos para desarrollar el poder de la intuición:

  • CONFÍA. Esta es la estrategia más importante y básica para desarrollar tu intuición. ¿Si no confías en tu sexto sentido cómo esperas tomar las decisiones adecuadas para ti? Dale credibilidad a esas señales de alerta que vienen desde dentro de ti. Cuando la emoción que nos genera algo (o alguien) es más bien negativa, estamos ante una intuición. Nuestra voz interior tiene esta capacidad para hacernos notar que hay algo que no nos convence o conviene.
  • Practica MindFulness. No hay nada mejor ni más sano que tener ocupada nuestra mente en el hoy, en el ahora mismo. Todo lo que nos ayude a conocernos mejor a nosotros mismos va a redundar en una mejora de nuestra intuición, así que tómate mínimo 10 minutos al día para meditar y hacer las cosas de manera consciente. Puedes comenzar con una tarea sencilla, como al bañarte enfocarte solamente en eso: dejar que las gotas de agua caigan sobre tu piel mientras las sientes y visualizas, sin pensar en nada más que en limpiar tu cuerpo.
  • Sé empático. La empatía es esa cualidad mediante la cual podemos ponernos en el lugar de otra persona, entendiendo y solidarizando con sus circunstancias y opiniones. La intuición también nace de esta habilidad para interpretar correctamente las emociones y sentimientos ajenos, por lo que puedes practicar esta habilidad con personas cercanas: trata de intuir qué están sintiendo o pensando en esos momentos y luego platícalo con ellos. Te sorprenderá el resultado de tus palabras.

Es importante no confundir la intuición con la paranoia, pues esta última solo nos confunde haciéndonos creer cosas que no son o no existen solo por sentir miedo o como consecuencia de complejos propios.

La paranoia es el resultado de perturbaciones mentales que provocan un permanente estado de delirio combinado con una sensación ilógica de persecución, lo cual no solo daña al que sufre de episodios paranoicos, sino que además, perturba a todos a su alrededor (créanme, todos hemos sido víctimas de alguien así de trastornado).

Entonces, ¿cómo hacerle caso a nuestra intuición sin caer en la paranoia? Deja los prejuicios a un lado y examínate, probablemente estés siendo paranoico a causa de una mala experiencia que te sucedió en el pasado y tu instinto de supervivencia te hace creer que volverán a abusar de ti, pero tal vez no sea cierto, así que antes de juzgar mal a alguien o estresarte de más por alguna situación que tiene arreglo, busca alternativas y de manera calmada, encuentra todas las soluciones posibles sin alterarte.

La intuición es un poder que todos tenemos queridos 2Fashionistas, solo necesitamos confiar más en lo que sentimos y, de vez en cuando, ponerle mute a la razón.

¡Hasta la próxima semana, intuitivos lectores!

______________________________________________________________________________________________________________________________________