Vivir para crear

escrito por

Hoy hago llamado a vivir, esto no solo porque considere que yo pongo el ejemplo de andar siempre en la calle o de viaje, sino todo lo contrario; entiendo lo que es pensar que debes estar trabajando siempre para ser “productivo (a)”.

Durante mi proyecto de diseño estuve prácticamente 14 años entre 4 paredes y ¿saben qué sucedió? ¡Nada! Se acabo el proyecto y terminé cansada de ello. Lo peor, cuando salía a divertirme ME SENTÍA CULPABLE, por qué según yo debería estar solo trabajando.

La inspiración no sólo proviene de adentro hacia afuera. Debemos vivir, tener experiencias para estimular nuestra manera de pensar, de ver el mundo y así re interpretarlo según los elementos que nos gusten y convengan en nuestro proyecto.

Creo que uno de los principales obstáculos que tenemos en la vida es dar por hecho que conocemos todo y que nada nos puede sorprender en este momento.

Sin embargo, así como a veces les decimos a los niños que coman algo que juran que sabe feo y no quieren, también nosotros debemos experimentar experiencias que juramos que no nos gustan pero que tampoco nunca hemos realizado.

Solo creemos que no nos gustará por lo que hemos leído, visto en videos o escuchado de otros amigos. Pero vivir las cosas es toda otra cosa.

Habrá cosas que descubriremos que nos gustan otras que seguro odiaremos pero por lo menos tendremos más información de algo. Más material de donde poder cortar para ideas nuevas.

¿Cuáles son las acciones a las que podrías sacarle mucho provecho?

  1. Camina y solo observa. No trates de crear nada, solo pasea y mira como pasa la vida frente a tí, las texturas, los colores, las emociones en las personas.
  2. Asiste a eventos culturales. No importa que no sea tu artista favorito, pero ponte frente a propuestas que han sido creadas por alguien más. Finalmente ellos están tratando de comunicar un mensaje a través de un técnica diferente a la que tu haces.
  3. Eventos de motivación me parecen interesantes siempre y cuando quién esté compartiendo tenga un proyecto activo y en vías de crecimiento. Porque finalmente es una experiencia de alguien más que te evita una curva de aprendizaje – tiempo para ver la manera en que aprendió una habilidad.
  4. Cocina con extranjeros. ¡Esto me fascina! Siempre que haya un amigo de fuera, es maravilloso cocinar y comer juntos. Platicar sobre lo que hace en su país o hacía, hace de inmediato que tu cerebro comience a formar imágenes y experiencias acompañadas de sabores.
  5. Visita mercados ó bazares de talento local. Consume y platica con los autores de productos nuevos. Llénate del mundo que ellos están creando y comparte. Otra buena manera de inspirarse.
  6. Platica con niños o ancianos. Ser cuenta cuentos o leer novelas a personas de las tercera edad puede desenlazar en tener platicas de otros tiempos, de mundos imaginarios, de aventuras de ayer y hoy.

Y si nada de esto te convence, hay un libro que te ayudará a realizar actividades que podrás aplicar a tu vida llamado CÓMO SER UN EXPLORADOR DEL MUNDO de Keri Smith, quién dice que no son sus ideas pero son de grandes pensadores y artistas de nuestros tiempos. Algunas las robó, tomó prestada o alteró pero finalmente promete que aprenderás de la vida misma.

¿Y tú qué has hecho para seguir creando utilizando tu día a día? Comparte con más 2Fashionistas.

______________________________________________________________________________________________________________________________________