Plan semanal para ser feliz

escrito por

La mayoría del tiempo nos la pasamos haciendo planes. Planeamos una boda, un viaje, las compras del súper, el itinerario del trabajo diario. Listas y más listas de todo lo que debemos hacer en un lapso de 8 o 10 horas (o hasta más), con el objetivo de que todo salga a la perfección en el momento justo.

Todo planeamos, excepto nuestra felicidad.

Nuestra agenda está llena de compromisos y no nos damos el tiempo adecuado para fomentar nuestro bienestar. Aunque vayamos al gimnasio, salgamos con nuestros amigos a divertirnos y nos alimentemos bien, sentimos que algo esencial nos falta.

Y es que así es el agobio de la vida moderna: trabajar hasta el cansancio para pagar las cuentas haciendo malabares para poder estar bien con nosotros mismos y nuestros anhelos. Pero esto nunca será suficiente si no estamos conscientes de que primero, debemos ocuparnos de lo que nos hace realmente felices.

La satisfacción personal es posible si aprendemos a balancear todos los aspectos de nuestras agendas, por lo que atraer la dicha a nuestras vidas requiere de un esfuerzo más grande que solo desearlo mientras tratamos de alejar/bloquear lo negativo.

Entonces es hora de planear estos siete días alrededor de nuestra felicidad, es decir: que todo lo que hagamos gire en torno a ella y no al revés 👇


DOMINGO:
 Crea tu plan semanal para ser feliz
No lo planees por cada minuto que tenga el día, sino que trata de aprovechar cada momento para sentirte bien. Al hacer tu plan semanal para ser feliz pregúntate qué es lo que quieres lograr, qué es lo que te motiva a alcanzar tus metas, quién o qué es lo que te inspira. Esto es sumamente poderoso y efectivo, ya que al final de los siete días podrás evaluar cuánto avanzaste, qué fue lo que te molestó o impidió alcanzar tu objetivo.
Cada semana escribe al inicio de tu lista una actividad o persona que más te haría feliz ver en esos días y ponle fecha. Sin pretextos.

LUNES: Date tiempo para conectar
Los inicios de semana son los mejores para conectarte con tus seres queridos, irte a tomar un café con tu mamá o amigas, hacer una cena en casa o llamar por teléfono a tus familiares que están lejos. Come on! WhatsApp nos ha facilitado la comunicación en gran medida, así que hazte presente aunque sea con un meme gracioso que les alegre el día.
Ellos te lo agradecerán y tú te sentirás muy feliz compartiendo un poco de humor después de un día estresante como suelen ser los lunes.

MARTES: Págalo de regreso
¡La manera más rápida de sentir una chispa de felicidad es inspirándola en otras personas! Así que si te sientes con un bajón de energía, lo mejor que puedes hacer es realizar un acto de consideración por alguien más. Tampoco se trata de realizar cambios de vida, ni algo drástico: basta con un simple gesto de amabilidad que pueda endulzar el mundo aunque sea por un instante.

Nada nos cuesta con sonreírle a una persona que se mire cansada, otorgarle un cumplido a una de nuestras compañeras de trabajo, hacerle un té a nuestra abuela. Verás cómo mejora tu entorno en menos de un minuto mientras formas una cadena de buenas acciones que no para gracias a tu disposición.

MIÉRCOLES: Trabaja en ti
Medita. Estamos a mitad de semana y quizá pienses que no has logrado avanzar, pero no es así. Siéntate en un lugar tranquilo y permítete observarte desde afuera. Las bondades de la meditación te permitirán trabajar en ti desde tu interior, brindándote la fuerza necesaria para continuar con la semana. Mientras medites, recuerda que la diferencia entre éxito y fracaso se llama determinación, así que no olvides tener la disciplina necesaria para meditar por más de 10 minutos al día.
¿Estás determinado(a) a cumplir todas tus metas de la semana?

JUEVES: ¡Suda!
El ejercicio te provoca endorfinas y las endorfinas te dan felicidad. Inscríbete sola(o) o con tus amigas(os) en el gimnasio o en una clase de Yoga, Pilates, Kick Boxing o lo que más te llame la atención y fuérzate a ir, sin lamentaciones ni paros baratos. Enfrenta tu flojera y sal victoriosa(o) de cada sesión, aunque sientas que mueras y sudes como desquiciada(o), tú eres más fuerte de lo que crees. Además no hay nada mejor para liberarte del estrés que hacer ejercicio. Y si no puedes inscribirte a algún lugar porque tus finanzas no te lo permiten, CAMINA. Es gratis, divertido y aclara tu mente.

VIERNES: Sé proactivo(a) en las cosas que te gustan
Después de una ardua semana de trabajo, hay que asegurarnos de hacer algo que amemos. Sí o sí. No hay cansancio que valga. Así que antes de ir a algún date o de fiesta con los amigos o tu pareja, ten un tiempo de calidad a solas, exclusivo para ti. Es sumamente importante tener este momento de soledad disfrutando de lo que más te gusta hacer.
Compra ese libro y dedícale una hora los viernes por la noche con una botella de buen vino. Date un baño de burbujas. Ponte esa mascarilla de aguacate. Ve al cine a ver una película culposa. Patina en hielo. Cocina en horno. Escribe. Y si se puede, ese fin de semana deja todo y viaja. Aventurarse también es parte de ser proactivo(a) cuando de felicidad se trata.

SÁBADO: Define tus tres esenciales de felicidad
¿Qué es eso sin lo que simplemente no puedes vivir? Y no, no es el celular ni Netflix por amor a Dior. En mi caso es mi esposo, mi familia (incluye mis amados perritos y mis amigos(as) que son mis hermanos(as)) y mi trabajo. Evidentemente también está la música, la fotografía, viajar, mi blog y la buena comida. Tomando esto mío como ejemplo, ¿cuáles son tus esenciales para sentirte pleno(a)?
Recuerda que para ser felices tenemos que tener algo por hacer, alguien a quien amar y algo qué esperar. Comienza a planear tu futuro en base a esto y verás los resultados.

Queridos 2Fashionistas, ¿ya comenzaron a redactar su plan semanal para ser felices? ¡Compartan si tienen algo por añadir a nuestra lista! 📝

Nos leemos la próxima semana ✨

______________________________________________________________________________________________________________________________________