Lavanda dulce y terrosa

escrito por

La primera vez que utilicé un aceite esencial fue el de Lavanda y caí rendida a sus encantos. Fue una sensación dulce, fresca, terrosa que jamás olvidaré y al continuar con mi labor de sesiones relajantes se convirtió en uno de mis aliados en la armonización.

Después de fascinarme esta esencia, encontré que además de los usos bioquímicos en el estado de ánimo y en la salud, también tiene usos en el área de la cosmética. Así que eso confirmo su estadía en mi cabina de terapias. En el uso de la cosmética tiene la propiedad de regenerar la piel, convirtiéndose en un excelente cicatrizante, es antibacteriano, antifungico y desinflamante. Además su potente efecto calmante y relajante será un plus para todos y todas las que vean su estrés reflejarse en su piel.

En la piel el aceite esencial de lavanda destaca por ser un gran regenerador de las células cutáneas.

Es muy usado en tratamientos de acné, pieles deshidratadas y agredidas. Así como para pieles sensibles. Este aceite tiene efectos antinflamatorios. Gracias a esto, se utiliza como método para tratar quemaduras, inflamaciones, soriasis y heridas.

En general, existen dos tipos de lavanda y ambos son igualmente ventajosos en términos de valor terapéutico:

  • Lavanda de Spike: Esta variedad tiene hojas grandes y un mayor contenido de ceneol y alcanfor que hacen que sea menos agradable. Produce tres veces la cantidad de aceite de lavanda francesa.
  • Lavanda francesa: Esta variedad tiene hojas estrechas con pequeñas flores oscuras y es más fragante y aromático.

Conociendo sus propiedades ahora pueden utilizar el aceite esencial de Lavanda en varios de sus productos faciales. Se puede añadir al champú, a la crema de día o de noche, es ideal para tomar un baño relajante y para toda la familia. Y además de estos usos básicos les tenemos una pequeña lista de recetas que pueden realizar en casa para sus sesiones de belleza.

Mascarilla de lavanda para la piel seca:

Combina en un recipiente pequeño 2 cucharadas de aceite de almendras dulces, 2 cucharadas de arcilla blanca, 2 gotas de aceite esencial de lavanda y 2 gotas de aceite esencial de geranio.

Mezcla bien la preparación y utilízala como una mascarilla, dejando actuar 15 minutos antes de enjuagar.

 Tratamiento del acné:

Aplica un poco de aceite de lavanda directamente en el brote de acné con un cotonete por la noche antes de dormir. El efecto que produce esta esencia es antiséptico y desinflamante, así que ayudará a combatir las bacterias que causan el acné, reducira la hinchazón y el enrojecimiento.

Tratamiento de arrugas:

Mezcla la clara batida de 1 huevo más 3 gotas de esencia de lavanda. Aplicar en el rostro durante 20 minutos y enjuagar con agua tibia.

Como se dijo anteriormente, esta linda flor alivia la tensión, el estrés y la inflamación, los cuales son causantes del envejecimiento de la piel. También aumenta el sistema circulatorio, aumentando así el flujo de oxígeno y nutrientes a las células. Esto se traduce en la reducción de los signos del envejecimiento, como las arrugas y líneas finas.

Tónico de Lavanda:

Hervir 1 taza de agua mineral apagar y agregar 1cucharada sopera de flores secas de lavanda de manera que se sumerjan, deja reposar por unos 15 minutos. Retirar y colar, el agua con el extracto de la flor se pueden guardar un recipiente en el refrigerador y sacarlo cuando se van a utilizar.

El tónico se recomienda utilizar diariamente después de cada limpieza del rostro, fomenta el equilibrio de la piel y beneficios que ya conocemos de la lavanda. Esto ayuda a mantener las células sanas y reforzar su proceso de renovación.

Espero se enamoren como yo de esta flor dulce y seca llamada Lavanda, que podemos conseguir hasta en los jardines del vecino, jeje.

Bonito miércoles.

______________________________________________________________________________________________________________________________________

Foto: Tumblr