¿Hace cuánto que eres fuerte?

escrito por

Hace unos días, manejando muy temprano hacia mi trabajo con el corazón destrozado por una situación personal que me había ocurrido la noche anterior, iba pensando en una y mil cosas sobre cómo poder solucionar eso que tanto me aquejaba y que me ocasionaba un dolor tan intenso.

Me di cuenta que estaba completamente enfocada en el problema, en cómo darle vuelta y seguir; y jamás me puse a analizar cómo esa situación me hacía sentir.

Quería llorar pero no me lo permití. Tenía que llegar temprano al trabajo y no iba a presentarme en mi oficina con el rímel corrido ni la cara desencajada. “Tienes que ser fuerte”, me repetía una y otra vez al mismo tiempo que me reprochaba a mí misma por ser una “debilucha“. “Esto pasará”.

WTF! ¿Acaso demostrar tu sentir es de débiles? Pues va a ser que se supone que sí, porque eso nos han enseñado. Ocultar tus sentimientos es parte de ser una persona madura e inteligente, dicen. Pues va a ser que no, porque la Inteligencia Emocional es una cosa y reprimir tus emociones hasta el punto de provocarte una enfermedad, es otra muy distinta.

Miles de mensajes de motivación inundan la web con la intención de darte fuerza si estás pasando por un momento difícil. Aunque esto está bien, la saturación de esos mensajes llenos de palabras positivas e inspiradoras de pronto hace mucho mal. ¡Tienes que concederte el estar triste!

Intentar ser una persona fuerte y tranquila todo el tiempo, con una actitud ecuánime más una sonrisa kilométrica mientras pretendes que “aquí no pasa nada”, es fingir tanto hasta el punto en que ya nadie te lo cree. Un resultado realmente catastrófico, porque pueden llegar a percibir que eres alguien falso y para ti, un desgaste terrible.

¿Recuerdan la película de Pixar en la que se habla precisamente de esto? Sí, Intensamente (Inside Out, título original) nos explica a fondo el porqué debemos permitirnos sentir aceptando todas las emociones de nuestro complejo ser, ya que es parte del proceso y la evolución de estar vivos, además de estar conscientes de que todos nuestros actos tienen consecuencias.

Tampoco se trata de ir por la vida haciéndonos los mártires o caminando con complejo de víctima. No. Se trata de aceptar que estamos pasando por un momento difícil y que está bien sentir tristeza, ansiedad o enojo para comprender que la vida tiene altas y bajas, pero no por eso permaneceremos en un estado vulnerable todo el tiempo.

La debilidad no radica en poder mostrar al mundo tu lado sensible, al contrario: ser débil es un concepto subjetivo que no debe aplicar para todas las personas de este mundo. Y no tiene nada de malo admitir que en esos momentos no te sientes bien, ni eres la alegría en dos pies aunque mañana vuelvas a estar de mejor ánimo.

Ahora, también es importante que sepas que todo pasa. Lo malo, lo bueno, lo aburrido, lo divertido; todo se esfuma de un momento a otro y es aquí donde entra tu Inteligencia Emocional sabiendo que todo es pasajero, que la vida siempre está tratando de enseñarnos algo, en uno está reaccionar de la mejor manera posible.

Tienes que aprender a soltar, a estar en paz contigo mismo(a) y a analizar bien la situación. ¿Cómo? Bueno, pues aceptando. Si hay una situación o persona en particular que te molesta, entristece o saca de quicio, es hora de modificarla, cambiarla o dejarla de lado. Tu bienestar siempre debe ser tu prioridad y llorar siempre es necesario, no importa lo que los demás puedan decir de ti.

2Fashionistas, el miércoles pasado una de mis compañeras en la especialización en Psicología de la Comunicación me platicó algo muy interesante que quisiera compartirles: ¿sabían ustedes que el lugar donde menos casos de cáncer hay, es la cárcel? Porque el 99% de reos pueden externar sus emociones hasta el punto de no dejar que estas los perjudiquen.

Claro, matar gente no es la solución a dejar de sentir frustración, pero buscar un desahogo y comentar esa emoción con un profesional es lo ideal para que no nos haga daño. Impactante, ¿no creen?

¡Hasta la próxima semana, mis desahogados lectores! <3

______________________________________________________________________________________________________________________________________