Equilibrio, clave para sentirte exitosa

escrito por

Ese equilibrio tan deseado y pocas veces logrado. A veces nos come el trabajo o a veces la casa, por un lado no hemos logrado posicionar nuestros proyectos y por otro no hemos logrado hacer de nuestra casa un verdadero hogar.

Y si a esto le sumas que tienes hijos, no quiero ni mencionar tu sueño en donde pensabas que tendrías el tiempo de meterlo a clases extras para que explorará sus habilidades.

¿Te suena esto?

Tengo que hacer mi tarea.
Tengo que cuidar los niños.
Tengo mucho trabajo.
Tengo que mantener las labores de casa en orden.
No tengo suficiente dinero para decorar.
No tengo tiempo para ir al Gym.
¿El salón de belleza? ¡Ja! Algún día.
¿Yoga para relajarme? ¿Cuándo?

El estar dentro de un ciclo de actividades que parece un torbellino interminable eventualmente te va a marear y vas a terminar desgastada. Una cosa motiva a otra, y se supone que cada cosa que hagas en tu vida debe de tener sentido.

Una vez una amiga mencionó que cuando no recordarás lo que hiciste en la semana, seguro era porque no estabas haciendo nada de lo que realmente te apasionara.

Así que te tengo unos tips que me han estado funcionando.

Finanzas

Esta es la parte más importante para mí. En mi caso no registraba ni PLANEABA que hacer con mi dinero. Apenas después de una charla sobre ello fué que me hice consciente de como decía la speaker, “el dinero es un medio para llegar o acceder a otras cosas.”
Así que primero debes hacer tu presupuesto sobre tus necesidades, incluye todo aquello que te aporta felicidad, salud y porque no un presupuesto para tu proyecto, así como tu hogar. No olvides tu vejez y vé haciendo ese guardadito. ¿No es suficiente lo que ganas? No te preocupes, es hora de hacer freelance o re pensar el trabajo donde estés.

Salud

Ejercicio, doctores, masajes, etc. todo esto aporta a tu salud física y mental. Quizá los hombres con una salida de cervezas con los amigos ya sacaron su stress pero nosotras somos un poquito más complejas y seamos sinceras, nos gusta chiquearnos. Si nos ajusta no debemos sentir remordimiento en esto, siempre y cuando no te salgas de tu presupuesto establecido anteriormente. Y piensalo de este modo, ese dinero irá de una u otra forma a tu salud; como chiqueo a manera preventiva o sufriendo las consecuencias en medicamento ya de manera correctiva.  Le apuesto al chiqueo ¿y tú?

Hogar

Si trabajas desde casa, o aún estás en otro lugar en lo que financias tu proyecto; llegar a casa y sentirla realmente como un hogar es sumamente satisfactorio. Pero en cambio si llegas y ves aún esa pared sin pintar, ese comedor “temporal de 7 años”, etc. todo esto genera un mini stress en ti. ¿Cierto? En tu presupuesto considera sumar una cantidad para ir poco a poco logrando cambios. Quisiéramos en una sola acción comprar todo y cambiar todo en casa, pero ¿en cuanto saldría eso? Poco a poco irás viendo esos cambios y cuando menos lo pienses, seguro entrarás a ese hogar soñado.

El ir viendo cómo trasformas tu vida, desde tu cuerpo hasta tu hogar hacia donde lo visualizabas, te da una tremenda satisfacción. Te impulsa a seguir y adoras lo que haces porque te da lo que quieres. Para mí eso es éxito y un equilibrio perfecto entre mi trabajo y mi vida personal.

¿Qué piensas? ¿Qué te ha funcionado?  Comparte con otros 2Fashionistas.

______________________________________________________________________________________________________________________________________